Entradas

Este post no pretende descubrir el eCommerce como un nuevo canal para llegar al cliente en el sentido literal. Más que nada porque es una solución que lleva años implementándose y funcionando con éxito en múltiples sectores. Tenemos ejemplos por doquier de tiendas online que funcionan a las mil maravillas.

La situación económica actual conlleva agudizar el ingenio, buscar alternativas al modelo de negocio tradicional, optimizar costes y maximizar rendimientos y muchas empresas están descubriendo que en el eCommerce hay un canal a explotar para llegar al cliente. Una vía de negocio que hasta ahora han tenido descuidada y que puede ofrecerles un rendimiento alternativo.

En nuestro día a día en Ampersand Marketing, el porcentaje de tiendas virtuales que estamos implementando ha sufrido un interesante incremento y esto no viene sino a refrendar la tónica general que indica que el comercio electrónico está creciendo.

Las ventajas que ofrece un eCommerce son evidentes:

  • Disponibilidad 24h/365d: Nuestro catálogo de producto está siempre visible, de forma que cualquier usuario puede acceder al mismo y comprar cuando le resulte más cómodo.
  • Amplitud geográfica: No nos limitamos a un comercio localizado geográficamente. Resolviendo de forma conveniente la cuestión del transporte del producto, nuestro ámbito de actuación en mayor.
  • El coste de implantación puede ser muy comedido en relación a lo que supondría abrir un local físico para vender los mismos productos.

Las desventajas también son de sobra conocidas:

  • La falta de tradición en la compra por internet, que poco a poco estamos salvando pues ya estamos adquiriendo cultura de compra online.
  • El miedo al fraude, a facilitar nuestros datos personales, nuestra tarjeta de crédito…

Ahora bien, como todo proyecto, antes de abordarlo hay que hacer una análisis previo y establecer un plan de actuación. Factores como la integración con redes sociales –con el gran poder que tiene el social commerce-, la logística en el proceso de venta (envíos, portes, devoluciones,…) deben ser analizados y tenidos en cuenta.

Como en todo proyecto que queramos poner en marcha, hay que ofrecer un valor añadido, un plus que nos haga diferente de los demás y nos destaque sobre la competencia: Un servicio diferencial, un nicho de mercado poco explotado, un precio muy atractivo, un producto de calidad…

Una vez que tengamos claros las ideas fundamentales del proyecto, debemos de analizar que plataforma emplear para ello. Si optamos por el uso de plataformas existentes (Virtuemart, Magento, Prestashop entre otras) u optamos por un desarrollo a medida… pero eso será tema para analizar en otro post.

En primer lugar, y sin querer caer el tópico de «en casa de herrrero  cuchillo de palo» (creo que lo acabo de hacer) al final hemos podido estrenar nuestra nueva web, que dentro de poco dejará de ser nueva a la velocidad que todos sabemos que viaja esto de las tecnologías, pero trataremos que mantenga un buen aspecto.

No prometemos tener la web al día al 100%, pues nuestro tiempo se lo dedicamos a nuestros clientes, pero nos quitaremos un poquito del tiempo de nuestro ocio y familias para ofrecerte un contenido lo más vivo posible 🙂

Leer más