Email: info@amk.es | Telf: 965 683 875

Facebook: Cómo echar a los visitantes de nuestra web

Si, lo admito… el titular me ha quedado un poco exagerado y puede que incluso fuera de lugar, pero es que últimamente me encuentro con páginas web donde se nos enseña la puerta de salida nada más entrar: Apenas acabamos de aterrizar y ya se nos está invitando a salir: “¡Próximo destino: Facebook!”

Se nos enseña un camino, en muchas ocasiones de no retorno, para hacernos fans de la fanpage de Facebook de la empresa (o marca) de forma más que ostensible… Parece que el objetivo sea acumular fans y más fans.

¿Para qué? Sinceramente no lo entiendo. En mi opinión creo que se elige el camino equivocado. El camino no es volcar toda tu presencia online en Facebook, el camino es ayudarte de los medios sociales para que tu presencia online se base en tu web. De nada nos sirve tener millones de fans si no nos reportan ninguna conversión (entiéndase conversión la solicitud de un catálogo, el rellenar un formulario de contacto o registro, completar un proceso de compra, apuntarse a nuestro newsletter, …).

Está bien tener una presencia activa en Facebook, es lógico: No hay que olvidar que muchos de nuestros clientes (o potenciales clientes) se encuentran allí. Si la gente está cómoda en Facebook, pues acompañémosla: No lo hagamos de forma intrusiva, conversemos pero no limitemos nuestra conversación a Facebook… ¿Por qué no los atraemos a nuestra web?

Os pongo un símil: Nos encontramos con unos amigos que hace mucho tiempo que nos vemos en plena calle, nos contamos nuestra últimas batallitas y empezamos a ponernos al día… pero necesitamos más tiempo para ponernos al día: ¿Qué mejor que en nuestra casa, en un entorno amable, con todo lo que necesitamos a nuestro alcance?

¿Por qué seguir nuestra conversación en nuestra web? Por varios motivos:

  • Nos permite tener el control de la situación. Podemos ofrecerle a nuestro visitante más contenido que de otra manera no podemos mostrar en Facebook (por ejemplo, si estás leyendo estas líneas porque has seguido un enlace desde nuestra fanpage de Facebook, a un clic de distancia de este artículo tienes nuestro portafolio de servicios, cosa que en nuestra fanpage no tienes a la vista)
  • Podemos ofrecer contenidos personalizados, más extensos y adicionales a los que no tienen cabida en Facebook, por ejemplo, si tenemos una tienda virtual desarrollada a medida.
  • Podemos medir: El único camino de la mejora es medir, y para medir que mejor que revisar las estadísticas que nos proporciona –por ejemplo- Google Analytics sobre nuestra web. Aquí podemos valorar si los esfuerzos que estamos realizando en los distintos medios sociales tienen sentido
  • Somos propietarios y responsables en todo momento del contenido que estamos publicando, podemos actualizar cuando consideremos oportuno y necesario y nuestra información está siempre visible y accesible. Sé que no va a pasar, pero… ¿y si facebook cerrara mañana? ¿Con qué información te quedarías?

Un ejemplo sencillo para tratar de ilustrar el sentido de este articulo. Supongamos que somos una librería online y queremos realizar un sorteo de un par de títulos entre nuestros seguidores de Facebook, como procederíamos:

  • Promocionamos el concurso en Facebook
  • Solicitamos, vía Facebook (porque aquí es donde están muchos de nuestro potenciales visitantes), el registro de una serie de datos para formar parte del concurso… registro de datos que se haría en nuestra web (en nuestra base de datos… esto sería el proceso de conseguir un lead)
  • En Facebook, en los días previos al sorteo, vamos recordando la existencia de dicho concurso (siempre con destino el pequeño formulario de nuestra web)
  • Celebramos el concurso y anunciamos el ganador en nuestra web (no en Facebook)… ¿Por qué? Si lo hacemos en Facebook no vamos a conseguir visitas a nuestra web; si lo hacemos en nuestra web toda aquella persona que haya participado visitará nuestra web y, pese a que no haya obtenido el premio le podemos estar ofreciendo y/o promocionando otro título que sí que le puede interesar comprar.

Hagamos uso de Facebook… pero con conocimiento y sabiendo las reglas del juego: Facebook no es el fin a conseguir, es un medio para conseguir nuestro objetivo.

Dejar un comentario