Email: info@amk.es | Telf: 965 683 875

f-commerce: ¿Es facebook un canal de venta?

Yo creo que, tomando la pregunta con literalidad, a día de hoy no podemos considerar facebook como un canal donde se ejecuten de forma habitual transacciones comerciales. ¿Qué hay implantaciones realizadas? Seguro… pero que ha habido sonoros fracasos también es una realidad.

Por eso no podemos considerarlo algo habitual, cotidiano y perfectamente normal cuando un alto porcentaje del tejido empresarial español todavía no tiene una presencia on-line de la forma más adecuada. Además, no tenemos ejemplos de aplicación que sean habituales, que indiquen que el f-commerce dentro del tejido empresarial es algo habitual. Todavía estamos con casos esporádicos de éxito que son una excepción más que una regla.

Desde el punto de vista de la empresa, debemos entender Facebook como un medio, una canal donde poder interactuar con nuestro cliente (o potencial cliente) y poner la semilla de una futura relación comercial o fortalecer en enlace con nosotros sí “conversamos” con un cliente. En definitiva, potenciar y reforzar el vínculo que nos une, reforzar el engadgement entendiendo como tal la adopción y relación que los clientes y/o prescriptores establecen con la marca.

Facebook nos va a servir para que nuestros prescriptores valoren de forma positiva nuestra marca, favoreciendo que nuestros productos y/o servicios puedan ser adquiridos vía medios tradicionales (eCommerce propio, tienda física, canal distribuidor,…) pero no dentro de la página de Facebook. Esto es lo que entendemos como social commerce, la recomendación de compra social realizada a través de redes sociales.

Cada día hacemos nuestras compras más sociales: recomendamos productos que compramos, mostramos enlaces de nuevos productos adquiridos, colgamos fotos de nuestro unboxing y del producto adquirido… en definitiva, hacemos participes a todos nuestros contactos de nuestros gustos, intereses y recomendaciones, ofreciendo nuestra versión de  la imagen de marca que percibimos en función de nuestras experiencias (tanto favoreciendo la misma como hablando en tono negativo si estamos decepcionados con el producto/servicio adquirido).

La conclusión creo que, a día de hoy, está bastante clara: El concepto de f-commerce o comercio en el interior de Facebook no ha arrancado… pero sí que funciona el concepto de Social Commerce o recomendación social: Mantenemos nuestra tienda online fuera de Facebook pero nos valemos de las interacciones con Facebook (Compartir, Me gusta, …) para potenciar su uso.

Habría que preguntarse por qué no funcionan las tiendas en Facebook… y la respuesta posiblemente no esté muy alejada del concepto en el que los usuarios hacemos uso de Facebook en el sentido original: Para relacionarnos, no para adquirir productos. Podemos establecer relaciones con las marcas porque nos pueden aportar algo (información, promociones, ofertas, …) pero de ahí a comprar, cuando esa compra la podemos hacer por otros muchos canales, dista un gran paso.

  1. Creo que para ser una plataforma de venta y que funcione, debe integrarlo en el propio sistema. No ser un puente a una Facebook App de un desarrollado ni un iframe.

  2. Ampersand Marketing

    Gracias Manu por tu opinión.
    Creemos que todavía se le puede sacar partido al f-commerce porque hay algo muy evidente: En Facebook es donde están los usuarios y allí debemos ofrecerles un valor diferencial -en la forma, en el contenido…- a lo que le estamos ofreciendo en nuestro ecommerce tradicional. Son sistemas de comercio electrónico que podemos cumplimentar pero hay que darle una vuelta de tuerca.

Trackbacks para esta entrada

  1. Comprando amigos en redes sociales | AMK - Ampersand Marketing
  2. eCommerce: Un canal para llegar al cliente | AMK - Ampersand Marketing

Dejar un comentario